Las Salas de Fisioterapia

¿Estás frustrado por una lesión de tendón en curso? Quieres optimizar tu proceso de rehabilitación? La buena noticia es que puedes, adaptar tu dieta puede realmente ayudar a tu tiempo de recuperación.

En el último boletín Fran habló de cómo comer ciertos alimentos, en las cantidades adecuadas y en momentos específicos puede ayudar a acelerar el tiempo de recuperación de los desgarros musculares. El mismo enfoque puede aplicarse también a las lesiones de los tendones.

Aunque anteriormente las lesiones de los tendones y la nutrición no eran un área bien investigada, ahora están surgiendo nuevas pruebas de que la rehabilitación de los tendones se ve afectada positivamente por un programa de nutrición sólido. Un plan de nutrición adecuado puede influir positivamente en el proceso de inflamación, ayudar a la reparación del tendón y minimizar la tasa de pérdida de masa muscular durante el período de descanso y recuperación.

Una de las consideraciones más importantes es evitar cualquier deficiencia de nutrientes. Consumir calorías, vitaminas, minerales y el equilibrio adecuado de macronutrientes -especialmente proteínas- inadecuados perjudicará la cicatrización de la herida y agravará la pérdida de masa y función del tendón, así como del músculo.

  1. Rupturas de tendón: Echemos un vistazo a las consideraciones sobre las proteínas para una ruptura de tendón. Los tendones son la conexión entre el hueso y el músculo y están formados por aproximadamente un 85% de colágeno. Así que, a nivel básico, los nutrientes necesarios para construir los tendones pueden ayudar a reparar una ruptura. El colágeno es una proteína, que está hecha de bloques de construcción más pequeños llamados aminoácidos, y los principales aminoácidos en el colágeno del tendón son la glicina y la prolina.
    1. Las buenas fuentes incluyen: Productos de gelatina, soja, pollo y queso (glicina). Aguacate, espárragos, huevos y requesón (prolina)

      La leucina, (un aminoácido del que ya se habló en el artículo anterior sobre la reparación muscular), es un aminoácido clave que debes incluir en tu dieta. Es el único aminoácido conocido que estimula directamente el crecimiento y la reparación de las células musculares, y también se ha demostrado que estimula directamente la formación de los tendones.

      Unas buenas fuentes son: las lentejas, el atún, el bacalao, el requesón, las almendras, la leche y la proteína de suero de leche.

      Una de las características de los tendones, y la razón por la que pueden ser una lesión continua tan molesta, es que el flujo de sangre al tendón puede ser bastante pobre, lo que resulta en dificultades para suministrar nutrientes adecuados a la zona. Aumentar la cantidad de nitratos en la dieta (la remolacha, las espinacas, la rúcula y el apio son buenas fuentes) puede influir positivamente en la cantidad de óxido nítrico en la sangre, que se ha demostrado que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo a través de los capilares, relajando y ensanchando los capilares.

      1. Tendinitis: Se ha demostrado que la inflamación de los tendones responde bien a la suplementación con omega 3 (1-2g/día). La eficacia de esto se incrementa aún más cuando se combina con una mayor ingesta de polifenoles. Entre las buenas fuentes se encuentran los arándanos, las moras, las fresas, las espinacas, las aceitunas, las nueces, el té verde y el chocolate negro al 70%.
      2. Las pruebas sugieren que los ácidos grasos omega 3 y estos polifenoles trabajan en sinergia entre sí y, con un programa fisioterapéutico recomendado, reducirán el dolor asociado a la tendinitis.

        Así que, tomar el control de tu dieta es un paso positivo que puedes dar para ponerte, perdón por el juego de palabras, en marcha más rápidamente. Si desea más información o un plan de nutrición personal adaptado a usted, por favor llame a Fran en el 07852 143804 o envíe un correo electrónico a [email protected]

        Fran está ofreciendo un 20% de descuento a todos los suscriptores del boletín de The Physio Rooms hasta el 30 de junio de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *